¿Será 2012 el año de la muerte de los códigos QR para móviles?

 “QR” son en realidad las siglas de “Quick Response” (Respuesta Rápida). Los orígenes de los códigos QR se remontan al año 1994, cuando una filial de Toyota comenzó a utilizarlos para registrar más rápidamente el contenido de las cajas en sus almacenes. En los últimos años, y gracias al auge de la tecnología móvil, los códigos QR parecían la solución perfecta para “transportar” de una manera rápida y eficiente a los usuarios de telefonía móvil a internet móvil.

Sin embargo, hay un problema y el problema es que los códigos QR o códigos de respuesta rápida no tienen en realidad nada de rápidos. Para usarlos, el usuario tiene que descargar una aplicación, abrirla, escanear el código con el teléfono y esperar a que éste le redirija a las web. Todo este proceso es demasiado largo para mantener la atención del usuario. Quizá por ello, los códigos QR no son todavía “mainstream” y son superados en efectividad por otros medios más tradicionales, explica John Hutchinson en iMedia Connection.

En la actualidad, hay ya tecnologías en el mercado capaces de lograr los mismos resultados que los códigos QR, pero eliminando la “lentitud” inherente a éstos. Una de estas tecnologías son los servicios de GPS basados en notificaciones instantáneas, que permiten al usuario recibir ofertas y promociones acercándose simplemente al área de la tienda.

Otra alternativa a los códigos QR es la realidad aumentada, cuyas muchas posibilidades están siendo exploradas por cada vez más marcas.

Ya sea por su “lentitud” o por la competencia ejercida por tecnologías más “rápidas”, lo cierto es que 2012 podría ser el año de la muerte de los códigos QR para móviles o al menos el principio del fin de esta fórmula promocional.

0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!