El quinto elemento del Social Media: La Creatividad.


Comunicación, Interacción, Transparencia, Calidad y Creatividad. Este último, el quinto elemento, es sin duda un término que siempre nos inspira un gran respeto. Los expertos en mercadotecnia buscan su estrategia creativa. Los líderes de las grandes marcas, buscan la innovación permanente para mantenerse siempre como referentes. La pequeña y mediana empresa roza el universo del social media sabiendo que, la creatividad, es su principal desafío.

La innovación y la creatividad dejan de ser consideradas cualidades exclusivamente innatas y se establecen como viables y posibles de construir a través si, de la acción social, de las relaciones interpersonales. La creatividad se vincula estructuralmente con la socialización y con la capacidad de las personas para encontrar en un contexto virtual, el vínculo indivisible que provoque el crecimiento.

El Social Media se impuso como forma de vida porque, a través de una selección natural, nos permite alcanzar mayores niveles de eficiencia, lo que en un escenario de escasez de recursos de toda índole como el actual, no es un tema baladí. Pero además, el fenómeno social nos permitió especializarnos, pulirnos, hacernos más expertos, más opend mind, más dinámicos, nos sacudió el polvo de la inercia y nos situó en una carrera constante por la influencia. La creatividad es necesaria y más cuando de fidelizar personas se trata.

En el momento actual la clave para tener un lugar en la selva paradisíaca del social media, la encontramos en la capacidad que tengamos de traducir acción social, en ideas.

Por poner un ejemplo, 2012 arrancó con un conjunto de tendencias, recomendaciones y sugerencias, que apuntaban a prestar atención a la integración de áreas como la sociología y la psicología, con la generación de contenidos en busca del “engagement”, la integración del cliente en el proceso creativo comienza a ser una realidad que vuelve a modificar estructuralmente los paradigmas vigentes.

Las campañas publicitarias y las estrategias de marketing, se difuminan con la relación, sólida, humana y fidelizada, con los clientes, las marcas son cada vez más humanas, están gestionadas por personas y son propiedad de quienes las consumen.

Como vemos, todo ello es creatividad en sí  misma ya que, no nos olvidemos, que hemos llegado hasta aquí a través de los pasos que hemos ido dando.

El buscador con las constantes modificaciones al algoritmo en busca de la innovación real, el mensaje claro, la idea directa, el punto de vista único, el experto, el talento. Y todos nosotros, prosumidores híper conectados en un universo multiplataforma y multicanal, interactuando a través de la recomendación y la opinión.

En las redes sociales la competitividad es feroz y, en este modelo –Trolls a parte- la competitividad es sinónimo de más calidad y más innovación. La búsqueda de la creatividad para las marcas, hoy mucho más humanas e integradoras, debe generarse desde la interacción.

0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!