Grecia “vende” sus ruinas a la publicidad para intentar tapar agujeros.


Para tapar los muchos agujeros que lastran sus cuentas patrias, el Gobierno griego ha tenido una curiosa idea, que seguramente espantará a los amantes del arte más conservacionistas.

A partir de ahora, joyas artísticas como el Partenón o la Acrópolis serán puestas en alquiler para su uso publicitario.

Un día de rodaje en la Acrópolis de Atenas cuesta, por ejemplo, 1.600 euros, según las tarifas fijadas por el Ministerio de Cultura de Grecia.

Grecia utilizará estos ingresos extra para la conservación del rico patrimonio artístico del país heleno.

0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!