11 consejos para empezar en las redes sociales.


Saber cómo empezar a formar parte de las redes sociales es complejo para las empresas, especialmente para las que es la primera vez que se aventuran en el mundo digital. Con la idea de facilitarles ese cambio se realizan muchos encuentros y conferencias, con los que se espera que se impliquen más.

En este caso estamos hablando de la “Social Media for Business”, una conferencia web llevada a cabo por Instant E-training en la que los expertos en redes sociales ofrecieron un montón de consejos útiles a estas empresas, los más importantes vienen reflejados a continuación:

1. Actúa: la única manera de aprender es probar y obviamente también equivocarse, sólo intentándolo se puede lograr avanzar. No tengas miedo de probar cosas nuevas. A menudo muchas personas no se atreven con nuevas iniciativas por miedo, pero es necesario intentarlo.

2. No sólo hay que crear las cuentas, hay que saber qué hacer con ellas: en un principio las empresas crearon cuentas simplemente para decir que las tenían pero ahora es imperativo utilizarlas para poder llegar a conectar con la audiencia. Personaliza tu empresa en las redes.

3. La colaboración es necesaria para el éxito de las redes sociales: es necesario que todas las partes de la empresa tengan la misma finalidad. Todo el equipo debe estar en “la misma página” y conocer su rol para poder trabajar todos juntos de una manera efectiva.

4. No se trata de gustar sino de ser efectivo: el objetivo de las redes sociales no es sólo gustar a los fans sino ponerse en acción, lograr que los usuarios estén activamente comprometidos con tu producto u organización a través de las redes sociales. Es necesario ofrecer el contenido adecuado para lograr una buena interacción. Es importante conocer qué es lo que quiere tu audiencia para poder ofrecérselo.

5. El contenido es mejor cuando se comparte: dar a tu audiencia algo de valor sobre lo que hablar. Crear contenido que tu audiencia comparta gustosamente con sus amigos y conocidos y relacionarte con ellos para que estén más motivados a compartirlo.

6. La regla de oro de twitter es dar antes de ofrecer: es necesario que antes de dar a conocer tu marca y los productos ofrezcas a tus seguidores contenido de valor. Tu primera interacción con ellos no tiene que ser para lograr una venta, sino más bien pensamientos, ideas que merezca la pena compartir. Si les ofreces información que les interesa, la audiencia estará más abierta a conocer tu marca y saber qué es lo que tienes que decir. No esperes recibir nada, da constantemente. Si lo has hecho bien lograrás de forma natural obtener la atención que deseas.

7. Averigua qué desea el consumidor y ofréceselo: recuerda que el medio es el mensaje, sea lo que sea lo que compartas debe ser algo que merezca la pena. Vender lo que desea el consumidor no tiene porqué ser el producto en sí sino una conexión, una pertenencia.

8. En el caso de las pequeñas empresas el boca a boca empieza por el empresario: si eres un pequeño empresario debes tener en cuenta que en las redes sociales serás el mejor embajador de tu empresa. No es como si fueras una gran empresa, nadie va a retwitearte si no te das tú mismo a conocer, quién eres y qué es tu empresa. Por lo tanto, la conversación empieza contigo. Lo que tienes que hacer es elegir un canal adecuado, ofrecer contenido, empezar conversaciones y sobretodo, ser creativo. Sé una personal real con opiniones honestas. Encuentra a personas interesadas, compromételos con tu marca y habla con ellos. Fomenta las conversaciones que te parezcan más alentadoras.

9. Crea una red de contactos: para empezar en el mundo de las redes sociales debes conocer primero dónde tienes que estar y con quién debes relacionarte o cómo. Redes sociales profesionales como LinkedIn son una buena manera de acceder a estos contactos que te pueden ser útiles. LinkedIn te ofrece la posibilidad de unirte a grupos de profesionales, participar en eventos e incluso conocer a gente nueva.

10. Los vídeos online te pueden ayudar a estimular y cautivar a tu audiencia: los vídeos online facilitan tremendamente llamar la atención del usuario, además de estimular sus sentidos de la vista y el oído. Los vídeos mantienen al usuario atento y puede ser consumido en una gran variedad de dispositivos, algo que lo hace tremendamente accesible y útil. Las personas se comprometen con este medio compartiéndolo, comentándolo y valorándolo.

11. Cuantificar tus esfuerzos: no todos los esfuerzos en las redes sociales pueden ser medibles por el ROI (Return On Investment)pero sí es necesario intentar examinar tus objetivos y decidir si se están cumpliendo o no además de intentar adaptarlos para hacer que se cumplan. Encuentra una manera adecuada de medir tus ganancias.

0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!