Marketing Sensorial: Oído (Marketing Auditivo)

Marketing Auditivo: Como suena tu marca

Esto se conoce con el término de marketing auditivo o audio marketing. Se basa en estudios que demuestran que, distintos tipos de sonidos o músicas ejercen una poderosa influencia psicológica en la mayoría de las personas. Lo cual no es desaprovechado por los grandes especialistas en marketing.

La música es uno de los elementos clave para la creación de la imagen del punto de venta y la identidad de la marca que asiste en su identificación integral. Además, una buena estrategia musical en el punto de venta puede influir positivamente en el comportamiento del cliente creándole apego a la marca, estimulando su actividad, incrementando los tiempos de estancia para aumentar el volumen de compra, etc.

El marketing auditivo está basado en estudios que determinan la importancia de determinado tipo de música para determinados tipos de clientes. Cada estilo musical aportará un nivel de energía diferente para un público distinto. Generalmente se segmenta por edades, sexo e industria.

Empresas como Starbucks venden CD’s de la música que se escucha en sus establecimientos, y la gran mayoría de tiendas de moda utilizan aquella música en sus tiendas acorde con el target al que van dirigidos sus productos.

Un ejemplo una agencia de publicidad DDB Singapor, cuya campañaProbador Musicalganó un León de Bronce en el Festival de Cannes en 2001. Tomando como base la idea que los jóvenes se definen por el tipo de música que escuchan y por la ropa que llevan, DDB Singapor creó en diversas tiendas de ropa de Singapur probadores dotados de tecnología RFID que identificaban cada estilo de prenda con un tipo de música.

Otro ejemplo es  Pepe Jeans, una empresa vendedora de pantalones con su aplicación para móvil DJ Store aprovecha la tecnología de geolocalización para hacer posible que el cliente elija la música que quiere oír en su tienda, añadiendo las canciones que desee escuchar a la lista de reproducción que está sonando en la tienda. De este modo, el cliente aporta sus gustos musicales a la marca y la marca aporta al cliente una experiencia de compra mientras suena su canción favorita.


Se ha demostrado que también el tipo de música que se tenga en una tienda forma parte del tipo de compra que realizara el cliente. Por ejemplo, si un consumidor en un supermercado escucha música ruidosa, rápida y además estridente, tiende a realizar una compra más apresurada y a lo mejor sin pensar mucho lo que escoge para comprar. En cambio, cuando se tiene música tranquila como jazz, la compra se torna más placentera y el cliente puede tomarse su tiempo para escoger bien sus productos. 


Por: Berenice Avalos

0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!