Métodos de Fijación de Precios

La fijación de precios es algo imprescindible a la hora de saber cómo entrar al mercado y cuántas ganancias queremos obtener. Además es lo que decidirá a largo plazo las ganancias y los clientes que podrían ser fieles a la marca o producto. 


Antes que nada, se debe comprender en su totalidad qué es precio. Éste es la cantidad de bienes ­ en nuestro caso dólares ­ que uno esté dispuesto a ofrecer por un producto o servicio. En otras palabras, cuánto cree el vendedor que vale lo que ofrece al público. 

La fijación de precios es, por tanto, una estrategia muy curiosa. Eso se debe a que el comprador no siempre estará dispuesto a comprar lo que pueden ofrecer por lo alto o bajo que puede ser el precio. Sin embargo, el vendedor debe ganar algo por su labor, y ese monto debe equilibrarse con lo que el cliente está dispuesto a dar por recibir dicho producto. 

La más común de las estrategias es la de agregar un valor en pro del costo. Es simplemente aumentar a favor de lo que uno considera ganancia. Si a uno le cuesta cinco dólares crear u obtener un objeto, entonces se le sube uno o dos dólares ­ se vende a seis o siete ­ para ganar un leve porcentaje de acuerdo a lo que siente necesario. Un caso común son los supermercados, donde hay productos con un porcentaje más de precio que es la ganancia del local. 

Otro modo es según el equilibrio y las metas. Éste trata de fijar los precios en base del esfuerzo o metas que uno quiere ganar acorde a la demanda y al esfuerzo. Significa que, dependiendo del tiempo y bienes utilizados, uno puede establecer un porcentaje que cobrar extra al precio original. Es muy utilizada en las empresas que ofrecen más de un producto o servicio. 

La fijación más usada por los restaurantes es la del comprador. Ella depende del lugar y del bien a consumir. Ejemplo más claro es el que se ve cuando un pastel es más caro en un restaurante que en un supermercado debido a que el nombre del restorán se halla como creador o proveedor de dicha comida. 

Otro método de fijación de precio es la acorde a la demanda. Dependiendo de qué tanto o a cuánto se pida, uno puede ponerlos a favor del consumidor; aunque no es recomendable si uno no puede mantenerse o recuperarse. 

En casos de querer resaltar, se puede fijar los precios según las competencias. Si se desea demostrar a los competidores la valía de un producto, a veces se puede jugar con el precio aumentándole o disminuyéndole acorde a lo que se quiere llegar. Todo ello se debe malabarear para darse posicionamiento en el nicho a luchar. 

Sin embargo, la fijación de precios depende gratamente de saber lo que se ofrece y a quiénes. 

Si se es desconocido, uno puede correr enormes riesgos de perder o de no ser comprado debido a una mala fijación de los bienes a recibir.

La fijación de precios es un medio efectivo para obtener ganancias en corto y a largo plazo. Su fijación depende enormemente de estrategias e investigaciones previas tanto en los clientes potenciales como al mercado a dirigirse. Es sabido que el que sabe logrará penetrar y mantenerse por mucho tiempo y sin perder nada.


Por: José Rousslin

0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!