Estrategia de Marketing impulsada por el Consumidor: La rebanada jugosa del pastel

Las estrategias en el Marketing son un elemento imprescindible a la hora de querer vender o dar a conocer un producto o servicio. Se necesita saber por tanto el alcance que se puede tener y a los clientes que se desea alcanzar.
Para lograrlo, se debe pasar a segmentar el mercado. Ello es reducir todos los tipos de clientes potenciales hasta tener un número cuya probabilidad de gusto por el producto o servicio sea la deseada. 

Ahora te preguntarás: “¿Cómo se hace una segmentación?”. Eso depende de una combinación de mercado meta y tipo de producto en venta. No puedes vender un juguete a ancianos, o casas de retiro a los niños. Una vez tengas eso bien definido, entonces, pasas a elegir el método a conveniencia. 

Hay cuatro técnicas que te permitirán segmentar de forma eficaz tu mercado. Éstas son:
  • Geográfica: Zona o región a alcanzar.
  •  Demográfica: Involucra edad, género, educación, cultura, entre otros.
  •  Psicológica: Detalla el estatus social, la cultura y educación, carácter, personalidad, etc.
  •  Comportamiento o Estilo de Vida: Influye un poco de las anteriores, pero se enfoca más en el desenvolvimiento socio cultural de un grupo específico de personas. 
Una vez se obtiene un grupo reducido pero confiable, la estrategia se puede detallar a favor de ambos (empresa y clientes potenciales). Utilizando las 4 Ps - producto, precio, plaza y promoción, la estrategia comenzará a tener una forma positiva y fuerte a favor de la meta a conseguir. 

La segmentación de mercado provee a la empresa el conocimiento apropiado para poder pronosticar si el producto tendrá el resultado y ganancias deseadas. Es sin dudar un modo de asegurar que las ventas sean demandadas y que las mismas se satisfagan con el producto o servicio ofertado.

0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!