Las Empresas y Aplicaciones

Hasta el año 2007 la palabra “aplicación” no era relacionada con tecnología o teléfonos móviles, sin embargo ese año se produjo un evento de gran trascendencia, el lanzamiento del primer “iphone“, lo que permitió que la era de los teléfonos inteligentes trajera consigo el uso de aplicaciones móviles. 


En un inicio las empresas se dedicaron a adecuar sus páginas web a las pantallas de los smartphones, sin embargo algunas de ellas encontraron en las aplicaciones una oportunidad de acercamiento con sus clientes. Existen tres grandes razones por las cuales las marcas deciden invertir en aplicaciones, son las siguientes:

1- Simplificación
Una aplicación de utilidad para los usuarios facilita las acciones que se llevan a cabo en su página web. Es decir que, representan un ahorro de tiempo y esfuerzo para los consumidores.

2- “M-commerce“
Según IAB en su informe de Septiembre 2013 en España un 80% de los adultos (mayores de 18 años) poseían un smartphone y un 71% de este total accedía a internet a través de las aplicaciones. Aunque en menor tamaño, esta tendencia también se presenta en Latinoamérica y permite el crecimiento de ventas en la web a través de dispositivos móviles

3- Interacción
Los dispositivos móviles en combinación con las aplicaciones hace posible que las empresas tengan acceso a la ubicación de sus clientes y de esta forma estrechar sus relaciones a través de cupones, ofertas u otro actividad que desarrolle una interacción marca-cliente.


Una aplicación "per sé" no garantiza una interaccion positiva con los consumidores, mucho menos un aumento en las ventas. Se debe tener claridad en el objetivo principal de una applicacion movil, proporcionar al usuario una forma mas rapida y facil de realizar una determinada accion relacionada a la empresa, de lo contrario tendremos una aplicacion inutil que en el mejor de los casos sera descargada y nunca usada.

0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!