BIC y su línea de ropa interior

Las empresas siempre están intentando expandir sus marcas y conquistar nuevos mercados y target;  pero no todas pueden conquistar nuevos territorios. Ese fue el caso de BIC.
 
BIC es conocido por fabricar bolígrafos. Su más famoso bolígrafo es el BIC cristal; así como otros productos entre los que se encuentran las máquinas de afeitar desechables y los mecheros.
Pero, ¿qué ocurrió cuando BIC intento expandir su marca hacia la ropa interior desechable femenina? Lo que ocurrió fue un terrible error de marketing.
 
 
En el año 2004, la marca de lapiceros BIC intento expandir su marca hacia la ropa interior desechable para mujeres, ¿Pero por qué fue un fracaso? Debido que a las consumidoras no les agradaba la simple idea de que un fabricante de bolígrafos fuera el fabricante de su ropa interior,
¿Cuál fue el error?                                  
BIC no logro que sus consumidoras construyeran una asociación o relación positiva entre sus productos de origen (lapiceros y mecheros) y su nuevo producto (ropa interior desechable femenina), incurrió en un grave error de marketing.
Cuando una misma marca quiere aplicar a todo por lo general termina perdiendo, debido a que muchas veces el consumidor no es capaz de asociar o relacionar tantos productos a una misma marca. El resultado de esto a veces puede ser que el nombre de la marca pierda poder.
El resultado BIC obtuvo fue ganarse un lugar en El Museo de los Productos Fracasados en Michigan (EEUU).

0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!