Coca- Cola sin sustitutos

Más de cien años han pasado desde que se descubrió Coca Cola,  la cual, en un principio , fue creada como un remedio para el dolor de cabeza y las náuseas. Sin embargo, paso rápidamente a ser un refresco  ampliamente aceptado por el público.

Una de las estrategias de marketing que ésta implementó en los años 80 fue la diversificación de su marca, que hasta entonces, se había mantenido intacta desde su creación. A la receta original se le añadieron nuevos sabores que no fueron bien aceptados por la población.

La diversificación de marcas o productos es una estrategia a la que las compañías acuden con frecuencia para maximizar sus beneficios, adecuarse al cambiante entorno del mercado, a consumidores cada vez más exigente y estar en forma para competir en el mercado.

Luego de investigaciones internas se elaboro un nuevo sabor de Coca Cola, denominado “New Coke”, con el objetivo de vencer a la competencia que en esos años estaba pisando los talones: hablamos de Pepsi.


En la década de los 80, Pepsi intensificó su ataque para dominar el mercado de las bebidas carbonatadas; le aposto a respaldar su marca con personalidades del ámbito musical y deportivo.

Ante esto, Coca Cola, preocupada, no efectuó una investigación de mercado amplia para conocer qué opinión tenían los consumidores, si no que se limitó a hacer las pruebas dentro de la compañía. Grave error.

Conocer los gustos y preferencias de los consumidores, lo que esperan del producto, que les agrada o desagrada es una misión que cualquier empresa debe desarrollar frecuentemente si desea mantenerse a flote en el mercado cambiante en el que vivimos.

Las reacciones no se hicieron esperar ante este lanzamiento: Los consumidores abarrotaron los supermercados para abastecerse de Coca Cola original. El servicio al cliente en Atlanta no paraba de contestar llamadas y recibir correspondencia quejándose de esta nueva decisión. Incluso hubo protestas generalizadas, a lo largo y ancho de Estados Unidos, donde derramaban en las calles “New Coke".

Lo más importante: las ventas comenzaron a caer, la gente no estaba satisfecha con el producto ofrecido. Esta diversificación apenas duro 3 meses y causo un gran impacto en la empresa y en los consumidores.

Refundar su producto, volver a lo tradicional: Fue así como nació la Coca Cola Classic, que sencillamente era la misma Coca Cola que habían conocido desde un principio. La noticia cautivo nuevamente a su público, era como el resurgir del Fénix (que, en la mitología Egipcia- es un ave que resurge de las cenizas). Irónicamente, la bebida que había perdido mercado frente a su competidor empezó a recuperarlo. Le recordó a la gente que Coca Cola era más que una simple bebida: Era todo un símbolo.


Esto nos enseña que para diversificar una marca se debe hacer un estudio de campo amplio, buscando obtener información certera de los consumidores antes de realizar los cambios. Esto con el fin de que esos cambios se multipliquen en beneficio de la compañía y el público.

0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!