Flashmobs como campañas publicitarias.

¿Has visto vídeos donde un grupo de personas comienzan a cantar, bailar o realizar otras acciones de la nada, sorprendiendo a los espectadores  de una manera espectacular y sincronizada en algún parque o centro comercial? Si has tenido la oportunidad de mirar algo similar, lo que has visualizado se denomina  Flashmob.


Un flasmob se traduce como “acto multitudinario relámpago”, donde el objetivo principal es reunir a un grupo de personas para montar algún espectáculo. La organización del show se realiza por medio de las redes sociales, llamadas telefónicas o por mensajes de texto.
Una de las claves importantes  a la hora de realizar un flashmob es la lucha por mantener todo en secreto, ya que no se podría realizar un buen espectáculo si la audiencia ya está conocedora de lo que podría suceder.

 Ese fue el error que se cometió en el primer flasmob a nivel mundial el 3 de Junio de 2003 en Manhattan. El editor de Harper´s Magazine organizó un acto multitudinario relámpago, pero alguien reveló lo que se quería realizar a los visitantes de la tienda donde se haría el espectáculo, por lo tanto, no fue un show exitoso.

Después de 14 días, el mismo editor decidió realizar un nuevo Flashmob  en Nueva York. Desde la gran manzana, organizó a más de 100 personas para subir hasta la novena planta del almacén Macy´s, justo donde se vendían las alfombras más caras del estado, ahí,  las personas argumentaban que vivían juntos y que todas las decisiones las tomaban en grupo, es por ello que buscaban la “alfombra del amor”.

Como puedes ver, en un inicio los flasmobs eran realizados solo por diversión y sin ningún sentido artístico, pero con el tiempo han estado siendo utilizados por las empresas que buscan promover su producto en campañas publicitarias.

Incluso, las casas cinematográficas acuden a éste recurso para incrementar sus visitas a las salas de cine, como en el caso de la película Carrie, que antes de su estreno hizo un flashmob impresionante, donde no necesariamente utilizó un grupo de individuos organizados, sino que una sola persona hizo que, indirectamente, el público fuera parte del show sin saberlo.



Ahora no debes dudar en utilizar esta herramienta poderosa que combina la diversión y la publicidad para generar una buena imagen de tu producto o empresa. Aunque sea muy difícil de realizar y organizar un flashmob, podrías dejar con la boca abierta a muchos, y, seguramente, varios de ellos se quedarán hablando de lo que tú promocionaste por un largo tiempo. ¡Anímate! No pierdes nada. 




0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!