Top of Mind: ¿Qué es?

Cuántas veces hemos dicho las siguientes frases: "Véndame una Coca Cola", "Hay que cambiarle el Pamper al niño", "Pásame un Kleenex". Gracioso, ¿verdad? En ocasiones, posicionamiento de una marca es tan grande que sustituye el nombre correcto de los productos.  

Estos tres ejemplos tienen nombre determinado en español: bebida gaseosa,  pañal desechable y toalla de papel.

Se convierten en ejemplos claros del posicionamiento de marca, o, mejor conocido por top of mind. Es sencillamente el lugar que ocupan las marcas en nuestro cerebro. El posicionamiento no se refiere al producto, sino a lo que se hace con la mente de los probables clientes, cómo se ubica el producto en la mente de estos.




El enfoque fundamental del posicionamiento no es crear algo nuevo y diferente, sino manipular lo que ya está en la mente del consumidor. Posicionar es crear ese algo en la mente, teniendo en cuenta que lo que la mente recibe por primera vez se graba allí y no se borra.

Crear una buena impresión en el primer contacto, por parte de una marca o servicio, hará que se convierta en una de las primeras opciones por parte de los consumidores; a ello hay que sumar, tener un atributo estrella que se convierta en el factor diferencia ante la competencia.

Top of mind, es una forma de conocer ¿Qué es lo primero que viene a la mente a un consumidor?, también se conoce como primera mención. Ésta brota de manera espontánea al ser consultada. Tiene además la característica de ser la mejor posicionada y además la marca que más probablemente se compre.

Para evaluar es fácil, bastará con realizar una investigación de mercado, donde se pregunta por el producto o servicio y el consumidor responderá con la marca. Anualmente se efectúan este tipo de mediciones por parte de TOMA (Top of Mind Awards) por sus siglas en inglés y traducido al español; Premios Top of mind.

Acá un ejemplo:

Por favor mencione su primera opción al momento de utilizar un servicio bancario:
El cliente contesta “Banco Moderno”.

Es acá donde podemos comenzar a investigar, por qué es su primera opción: puede influir la publicidad, la atención al cliente, rápidez en el servicio, tasas de interés y/o la ubicación de sucursales en el territorio.

No obstante, el índice de recuerdo de la marca  o “Top of mind” no asegura su adquisición por parte del público. En la toma de decisión final repercuten factores externos como: el precio de la competencia, la accesibilidad, ofertas, el poder adquisitivo y efectos posteriores.

Para los servicios influye la trayectoria, el mercado bursátil, la competencia y la publicidad.

Top of mind se convierte entonces en una forma de medir el posicionamiento en el mercado y facilita, si el producto o servicio no es conocido a efectuar estrategias que logren penetrar la mente de los consumidores.

0 Comentarios:

Muchas gracias por tu comentario!